El año 2001 es el momento de llevar a la práctica lo aprendido: la Universidad de Córdoba tutela un proyecto de investigación en la bodega y demuestra que es posible llevar a la práctica la viticultura ecológica en Montilla.

Cultivamos las uvas ecológicas con la mayor intensidad y calidad de sabores y aromas que sabemos, vigilamos su proceso natural y trasladamos toda esa riqueza del fruto en el vino.

En otras palabras: elaboramos vinos que pertenecen a su tierra.